Por favor, no la atropelles.

blog1

¿Han notado cuánta seguridad proyecta una mujer sobre su bicicleta y el movimiento que le da a su cuerpo tras cada pedaleo? ¿Alguna vez se han preguntado qué piensa una mujer mientras se mueve al ritmo de la música? Pareciera que flotaran sobre una nube, sin que nada ni nadie logre perturbarlas,  siempre avanzando hacía su propio destino. No es raro ver muchas mujeres rodando en sus caballitos de aceros por congestionadas vías de la ciudad, ascendiendo o descendiendo calles y jugando con el viento a despeinar sus  cabellos.

Continuar leyendo “Por favor, no la atropelles.”

Suficientes Ana Marías

reinas

“Sé tú mismo. Los demás puestos ya están ocupados” 

                                                                                                                                                          Oscar Wilde

Cansada de ser una Ana María más y de mirar siempre al llamado de este nombre y que no fuera a mi a la que llamaran, decidí crear un seudónimo que fuera solo mío. Fue mi primer intento de romper estereotipos y solo tenía 6 años, pero tenía claro que no quería ser una copia de mis amiguitas de colegio y siempre iba por gustos diferentes a las de ellas. Muestra de ello es esta foto tomada durante un paseo escolar.

Continuar leyendo “Suficientes Ana Marías”

A los ciclistas nos pagan con Bikos

igers-bicicleta

Por si aún necesitas más razones de por qué usar la bicicleta como medio de transporte, les quiero compartir un nuevo beneficio para los ciclistas: los bikos.

Se trata de una aplicación que promueve el uso de la bicicleta como medio de transporte sostenible para nuestras ciudades y que te recompensa con regalos, descuentos y promociones. Maria Antonia y yo llevamos ya varios meses haciendo carrera para ganar muchos bikos.

Continuar leyendo “A los ciclistas nos pagan con Bikos”

El día que me hice ciclista urbana

IMG_1193.JPGTodo comenzó en el 2010 en un día sin carro en Medellín, yo no tenía bici pero en el parqueadero de mi novio había una, obviamente abandonada. La lleve a una bomba de gasolina para hacerle inflar las llantas y le eche un poco de agua para retirarle el polvo.

Y ahí nació mi conexión con la bici que se fue convirtiendo en pasión. Recorrer las calles pedaleando, descubrir nuevas rutas, hacer amigos, sentir la brisa en mi rostro y llegar cada vez más lejos, es lo que me hace ser una ciclista urbana enamorada.

Continuar leyendo “El día que me hice ciclista urbana”